Fascitis Plantar - Centro Axarquía

 

Fascitis Plantar

 

La fascitis plantar es una lesión por sobreuso causada por la inflamación de la fascia plantar. La fascia plantar es un tejido que recubre los músculos de la planta del pie y que tiene como función principal mantener la integridad del arco del pie.

 

La biomecánica del pie está diseñada para absorber y dirigir la fuerza que se produce al apoyar el pie. Por lo tanto, el arco longitudinal plantar es fundamental. Cuando tenemos un pie “derrumbado” (sin arco) la musculatura tiene que trabajar mucho para realizar la fase de despegue de la marcha, y es cuando se produce una inflamación por sobreuso: la famosa fascitis plantar.

 

Es importante diferenciar entre un pie plano morfológico (de nacimiento) y un pie derrumbado (la musculatura no está trabajando). Con un arco plantar “derrumbado”, el  músculo psoas compensa trabajando más de lo normal, los ligamentos de la rodilla están más estresados y en general la biomecánica del tren inferior no es buena.

 

Para resumir, cuando hay presencia de fascitis plantar, hay que acudir al fisioterapeuta o al podólogo para ver la causa de la misma. Es fundamental hacer ejercicios específicos, como flexionar y extender los dedos del pie, coger objetos del suelo o andar descalzos. El mejor tratamiento ante esta patología es un tratamiento conservador, pero muy bien pautado por el profesional sanitario.